Cuando la relación con tu País se pone en pausa

Una de las relaciones menos reconocidas como tal, es la relación que cada uno tenemos con nuestro País.

¿Se puede poner en pausa esta relación? ¿Se puede romper esta relación? Sí, de hecho así pasa.

Y no solo con el País de origen, también con el País en el que resides.

Igual que en una relación con amigos, la cotidianidad ya no es la misma, ese compartir y resonancia, simplemente no es igual.

Puede llegar a pasar que ya no te sientas parte, que te retraigas, que te desconozcas en las charlas y salidas que solían ser habituales. Y ahí aparece la pausa, la distancia, el no querer estar, aunque sigues estando, que te quita del juego, te aparta de la dinámica social, política, económica de tu País.

Esto pasa de manera idéntica en las organizaciones, porque las organizaciones son las personas.

La figura "País" es un gran paradigma que está como cortina de fondo en todo lo que hagas, mientras ahí estés. Es también el espacio de posibilidad para crear, para ser, hacer y proyectarte a futuro. Fíjense qué relación tan importante, es la relación con nuestro País.

Tan simple en apariencia, tan compleja como toda relación.

El desgaste de la relación permea a todo, no sólo a lo personal, sino que también llega a la extensión de la persona, a su sistema de relaciones personales, sociales, a su espacio profesional, entre otros. En cada uno de diferente manera, pero al final, se proyecta en mayor o menor medida.

Si tuviera que contar lo que veo que pasa cuando ese desgaste aparece, usaría esta metáfora: "Se abren las aguas, como una línea divisoria entre lo que me gustaba de antes y sí me identifico y lo que ya no reconozco como que sea para mí y no quiero estar ni cerca de eso. Y ahí es cuando te sales del juego".

Se va pausando la relación, como decía al principio, al igual que cualquier otra relación, con la diferencia que la relación con el País es una relación abarcativa de todas las demás, es una supra-relación que contiene a la mayoría de tus relaciones y conversaciones que tienes.

Dicho esto, y conectando con lo que tú estas viviendo en la relación con tu País reflexiona, qué puedes estar creando para ti y para los demás a partir de eso: ¿Cómo son las conversaciones con tu equipo de la oficina hoy sobre los planes y metas? ¿Cómo ves hoy el desempeño de tu Empresa, Organismo, Institución y la relación con los Stakeholders y pares?

¿Cuál es el costo de poner en pausa o romper la relación con tu País? ¿Qué podrías hacer?

Espero haberte acompañado a través de esta conversación. Compárteme por favor tus comentarios. Muchas gracias.

Vilma Barreras

Consultora en Estrategia, Comunicación e Imagen Pública.

Coach Ejecutivo y Político de Alta Dirección.

coach@vilmabarreras.com

www.vilmabarreras.com

Entradas destacadas